Las Cuevas de Hércules

Otra colaboración de nuestra amiga MARIAM RAMOS:

Cuevas de Hércules, ¿historia o leyenda?

Si dedicas un día a pasear por los callejones de Toledo para visitar otros lugares menos transitados y silenciosos, podrás descubrir bellos rincones con detalles que te llamarán la atención: puertas abiertas que dejan entrever hermosos patios interiores, rincones estrechos sin salida, edificios ruinosos y algunos lugares para visitar no tan famosos como los que siempre relacionamos con Toledo.
Si te decides a vagar por estos recovecos te aconsejo que te acerques al Callejón de San Ginés, número 3. Aquí podrás realizar la visita a las famosas Cuevas de Hércules, aquellas que están envueltas en leyendas, tesoros ocultos y hechos fatales. Bajo el solar de lo que fue la Iglesia de San Ginés se hallan estas cuevas que son un entramado de laberintos, cruces y galerías. Encierran poderes ocultos, magia, leyendas, tesoros y destrucción.
Pero antes de entrar a las Cuevas de Hércules es interesante que conozcas un poco la historia entremezclada con leyenda que envuelve a estos subterráneos de la ciudad. Estas cuevas están ligadas a varias leyendas que han ido creando los propios ciudadanos de Toledo.
Cuentan que fueron mandadas construir por el propio Hércules el Egipcio con el objetivo de crear sus propios palacios. También las utilizó para impartir sus clases de ciencias ocultas a sus seguidores y elegidos.
Hércules dejaría un cofre cerrado con un candado donde estaba escrita la destrucción del reino visigodo en manos de los árabes. Mandó, además, que cada rey, colocara un candado más.
Pero, aunque la cueva lleva el nombre de Hércules, también está ligada su leyenda a la historia del último rey visigodo, Don Rodrigo. Durante su reinado se creía que las cuevas no estaban permitidas para ningún mortal y que todo aquél que se atreviera a cruzar sus puertas traería el mal y el desastre a la ciudad.
Como Don Rodrigo se consideraba con mucho poder decidió entrar en la cueva para buscar el ansiado tesoro. Dicen que mientras descendía parecía que se internaba en el mismo infierno. Sin embargo, el desastre y el mal se estaba produciendo en la superficie de Toledo ya que, mientras Don Rodrigo buscaba el tesoro oculto, los árabes invadían y destruían la ciudad.
Tantos fueron los desastres vinculados a estas Cuevas de Hércules que en el año 1546 el Cardenal Silíceo mandó un ejército a recorrerlas. Cuentan que salieron sus gentes con las caras demacradas y describiendo terribles visiones. Así que, el cardenal mandó tapiar la entrada para separar al mal del resto de la ciudad.
Cuando se derribó la Iglesia de San Ginés que se encontraba encima del subterráneo en el año 1839 fue cuando se volvió a entrar en estos pasadizos.
Cuando visites las Cuevas de Hércules ya sabrás que leyendas giran en torno a ella y seguro que la verás de una forma diferente. Puedes realizar las visitas de martes a sábado de forma gratuita.

Marian Ramos Marian Ramos

(*) foto vista en http://www.toledo-turismo.com/

Anuncios

Un pensamiento en “Las Cuevas de Hércules

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s