Día 4. Toledo Enamorado: Zahira y el tallador

Haznos llegar tu historia a cuentametoledoblog@gmail.com, a través de nuestro facebook (facebook.com/tecontamostoledo) o en el hash #rinconesrománticosToledo  y la publicaremos en nuestro blog, un bonito regalo para tu pareja.

En el año 818, el Emirato Omeya de Córdoba estaba ya en camino de alcanzar el máximo esplendor que conseguiría cien años después con el califa Abderramán III. Alhakén I había tejido un astuto entramado de alianzas que, por un lado, le servían para mantener asegurada su posición en el trono y, por otro, afianzar su predominio en el convulso mapa hispánico constantemente agitado por revueltas de diferentes orígenes (…) Para lograr aquella situación Alhakén había cortado el cuello a casi todos sus familiares(…); había pactado con el emperador Carlomagno y ya comenzaba a ganarse su apelativo de Sanguinario pues para doblegar a la indómita Toledo propició en el 807 la conocida Jornada del Foso o Noche Toledana (…) Aquella primavera se produjo en Córdoba la Revuelta del Arrabal. La cólera del despiadado Alhakén se cebó en más de veinte mil de sus conciudadanos, que hubieron de abandonar la capital camino del exilio tras arder sus barrios. Muchos se desplazaron hacia el norte de África, a Alejandría, aunque después pasaron a Creta y otros acabaron en Toledo, donde el odio a los omeyas era profundo y antiguo. Este aumento de población supuso para la ciudad un incremento de su esplendor, pues entre los recién llegados figuraban muchos artistas y artesanos de renombre, como Yusuf ibn Yaffar, escultor y tallista que había trabajado en la ampliación del palacio de Alhakén en la ribera del Guadalquivir.

Este joven artista comienza a trabajar en las reformas del palacio del Gobernador de Toledo, Muhayir ibn al-Qatir, situado en los que ahora es la plazuela de la Concepción. (…) Allí conoce a Zahira, la hija mayor de Muhayir, y ambos quedan prendados de un amor tan intenso y puro como el fuego en el desierto. Sin embargo, es una pasión imposible; el Gobernador guarda a su hija para obtener alianzas con otros caudillos y así afianzar su posición en Toledo, ya que desea rebelarse contra la autoridad de Córdoba y espera salir victorioso. En el 820, ha rodeado de murallas el barrio judío desde San Román a San Martín y desde San Martín a  Santo Tomé; ha convocado a sus huestes y realizado una leva obligatoria entre la población de Toledo. El levantamiento contra Córdoba va a comenzar, pero un mes antes de su salida es enterado del tierno sentimiento que embarga a su hija y al tallador. Decidido a impedir la feliz unión planea el asesinato del artesano. Yusuf es movilizado cuando casi ha terminado los trabajos en el hermoso patio. Su última pieza es un capitel que coronará una de las columnas que sostienen la puerta de entrada a los aposentos de Zahira. Aún no está acabado y trabaja día y noche para concluir ese delicado y bello mármol gris; un anciano esclavo ha informado a Yusuf sobre el plan de Muhayir: acabar con él en la confusión de la batalla. Se sabe perdido. La tarde antes de salir retrasa su retiro y se encuentra con Zahira en el patio. El pañuelo que cubre la cabellera de la mora semeja el cielo salpicado de brillantes, su cuello, ceñido de hilos de perlas en contraste con su oscura piel, exhala un perfume penetrante y sutil, todas las líneas de su cuerpo admirable, envueltas en telas primorosas,… que parecen dispuestas antes a revelar sus formas que a encubrir su desnudez. Sin embargo, ambos lloran por una despedida que solo él sabe que es definitiva. Yusuf, al contemplar la belleza prodigiosa de Zahira, siente la tentación y el ansia que provoca una fruta puesta ante la boca de un niño, pero únicamente pronuncia estas palabras: “Mañana, al atardecer, estaré contigo”, y marcha.

Al día siguiente, Zahira sale al patio antes del crepúsuculo sin comprender aún nada. Espera y espera melancólica y nerviosa hasta que, en un momento dado, gira su cabeza hacia el acceso a su dormitorio y descubre (…) que las sombras que columnas y capitel proyectan sobre la pared revelan el perfil perfecto, noble y sereno, de un joven moro, que con turbante y barba inclina su mentón con aire pensativo.

Imagen

(De Disertaciones y Opúsculos sobre Toledo, Gilimón Gaetano Blancalana, ed. Celya)

Con motivo de la celebración el próximo 14 de febrero de San Valentín en Cuéntame Toledo organizamos la Ruta Toledo Enamorado y la Experiencia Ruta+Cena Romántica.

OPCIÓN A: RUTA TOLEDO ENAMORADO: 20 euros/pareja

OPCIÓN B: RUTA TOLEDO ENAMORADO + CENA ROMÁNTICA: 42 euros/pareja

FECHAS: JUEVES 14 Y VIERNES 15 DE FEBRERO

HORA: 20:00

RESERVAS EN:

cuentametoledoblog@gmail.com

646 486 143 (Manuel)

690 201 295 (José Luis)

925 21 07 67 (Oficina)

o pasándote por nuestras oficinas en Corral de Don Diego, 5 (horario de oficina)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s